Lunes 21 de Octubre 2019 | 00:36 hs
15°
Recuerde explorar nuestro archivo de noticias
RECOMENCAIONES

Monóxido de carbono: un asesino silencioso que puede estar en tu casa

Cada año mueren más de 200 personas a causa de esta intoxicación. Un envenenamiento que no brinda ningún tipo de alerta previa y que debe y puede ser prevenido. Medidas de seguridad para tener en cuenta.

El monóxido de carbono, llamado "el asesino silencioso", en un gas venenoso que carece de color y olor y es producido no solamente por el gas natural o de red, sino que también lo producen el carbón a leña, el kerosene, la leña, el alcohol, el gasoil y la nafta. Es decir, el 90% de los elementos que podemos utilizar para generar calefacción, pueden envenenar el aire CO (Monóxido de Carbono).

Cuando la combustión de estos elementos no llega a quemar el carbono, rápidamente los ambientes de una vivienda por ejemplo, se llenan de CO, de arriba hacia abajo, debido a que este gas venenoso es más liviano que el oxigeno. Esto produce que el oxigeno de esos ambientes bajen a nivel del piso y quede solamente a la altura las vías respiratorias, el temible y mortal gas.

EL CO no tiene color ni olor y es por eso que no se detecta. Cuando el ser humano inhala este gas, provoca que la sangre deje de recibir oxígeno, produciendo de inmediato el mal funcionamiento de los principales órganos vitales de nuestro cuerpo y llevándolo a una muerte segura.

 

PRINCIPALES SÍNTOMAS

 

La falta de oxigenación en el cuerpo, debido a la inhalación de Monóxido de Carbono, tiene ciertas alarmas que pueden pasar desapercibidas en cualquier hogar, debido a que son síntomas comunes que pueden no ser relacionadas con un gas venenoso.

  • Dolores de cabeza
  • Náuseas y/o vómitos
  • Mareos y cansancio corporal
  • Confusión y alteraciones visuales
  • Desmayo o pérdida del conocimiento
  • Convulsiones

 

Si sospecha que puede tener algún síntoma que lo haga dudar sobre el aire que está respirando, lo mejor que puede hacer es ventilar la habitación en donde se encuentre, salga al exterior a respirar aire puro, apague el método de calefacción que esté usando, cierre la llave de gas si está usando calefactores o mecheros de su cocina (esto último no recomendable en lugares cerrados).

Luego de realizar este procedimiento, diríjase al cetro de salud más cercano para que lo examinen.


 MECHERO QUE DEMUESTRA EL MAL FUNCIONAMIENTO.

 

PREVENCIÓN

 

Es fundamental que los artefactos que funcionan con gas natural tengan un correcto funcionamiento y mantenimiento. No solo los calefactores y las cocinas, sino también los termotanques, calefones y calderas, que en muchas ocasiones se encuentran en el interior de una vivienda.

Puntos a tener en cuenta

Además de los artefactos a gas, debe chequear el correcto funcionamiento de estufas, salamandras, braseros, hogares a leña, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos.

  • Chequear que las salidas al exterior de hornos, termotanques, calefones, estufas y calderas están destapadas y en buen estado.
  • El mantenimiento de estos artefactos debe realizarlo un profesional matriculado que pueda detectar y corregir los problemas que puedan producir CO.
  • Si las llamas de las estufas tienen un color anaranjado, ese artefacto está funcionando mal. Debe de ser reparado inmediatamente. El color azul de los quemadores indica su correcto funcionamiento.
  • No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionarse.

 
Comentarios Libres